"La felicidad suprema del vivir es el amor en todas sus formas".- Diego Rivera
Nuevo Laredo,
Contacto: internet@elmanana.com.mx
13.20   13.80  
Pueblos pequeños se arman con ‘sobrantes’
Los militares se han deshecho de propiedades por un valor de 4.200 millones de dólares desde 1990, y que una cantidad desproporcionada de esos equipos ha ido a departamentos policiales pequeños
Por: AP
El comandante policial de la localidad de Morven, en Georgia, Lynwood Yates, pasa por detrás de un camión militar el 16 de junio del 2013. FOTO: AP
26/11/2014 La impresora 3D enviada a la Estación Espacial Internacional produjo una nueva placa frontal para la cubierta de la cabeza de impresión
26/11/2014 Esa aparente calma llegó después de que al menos 45 personas fueran detenidas la pasada madrugada durante la segunda noche de protestas
26/11/2014 En el video de YouTube ocho ciudadanos de la tercera edad juegan "Call of Duty: Advanced Warfare"
03/09/2013

0

0

MORVEN, GEORGIA.- Los departamentos policiales de pueblos pequeños en Estados Unidos han estado apoderándose de una enorme cantidad de equipos sobrantes, entregados por las fuerzas armadas a la luz de los recientes recortes presupuestarios, sin siquiera pensar si son necesarios, revela una investigación de la AP.

Entre los objetos solicitados por los ayuntamientos hay bicicletas, sábanas, pinos de bowling, cornetas, collares de perro y hasta una máquina de colonoscopía.

En el pequeño poblado agrícola de Morven, Georgia, el comandante policial se apoderó de tres lanchas, equipos de buceo, botes de rescate y una veintena de salvavidas, cuando el cuerpo de agua más profundo que tiene la localidad es un arroyo que no pasa de los tobillos.

Una investigación de la AP del programa administrado por el Departamento de Defensa, que fue ideado para ayudar a las policías locales a combatir el terrorismo y el narcotráfico, halló que los militares se han deshecho de propiedades por un valor de 4.200 millones de dólares desde 1990, y que una cantidad desproporcionada de esos equipos ha ido a departamentos policiales pequeños, en zonas rurales, que apenas tienen oficiales y donde no hay casi delincuencia.

Este programa de entrega de equipos sobrantes funciona con escasa supervisión, y muchos equipos pasan años en almacenes, halló la AP.

Mediante una serie de solicitudes de documentos públicos, la AP obtuvo miles de páginas de correos electrónicos y otros documentos relacionados con el programa tanto a nivel nacional como internacional. Los documentos, aunados a entrevistas con participantes y entes supervisores, revelan que debido a falta de personal y de presupuesto, las autoridades federales y estatales no han podido supervisar bien todas las propiedades ni evitar que departamentos policiales obtengan materiales excesivos.

Los administradores del programa confían en que los recipientes de esos materiales cumplirán las normas y se llevarán sólo lo que necesitan; las solicitudes son revisadas, pero eso no ha impedido que departamentos policiales inescrupulosos se lleven artículos que serían mejor aprovechados por otras localidades.

Para muchas de ellas, la oportunidad de tener una gran cantidad de artefactos con escasa supervisión es imposible de rechazar, lo que inspira una actitud de tomarlo todo.

Lynwood Yates, jefe policial de Morven, adquirió una máquina descontaminante de un valor de 200.000 dólares para una comunidad que no pasa de los 700 habitantes y que no cuenta con más de dos oficiales policiales. Al artefacto le faltan una cantidad de partes y tendría que ser someterse a reparaciones que ascienden a 100.000 dólares.

Además recibió un cargamento de bayonetas, que siguen en el almacén de esta población, cuya superficie no pasa de los 4,4 kilómetros cuadrados (1,7 millas cuadradas).

Las bayonetas "son de esas cosas que uno compra porque cree que es fantástico, pero después uno no sabe qué hacer con ellas", dijo Yates.

Morven no es el único ejemplo de abusos del programa de suministros: el jefe policial de Rising Star, Texas — el único oficial policial a tiempo completo en el poblado de 835 habitantes — adquirió artefactos por valor de 3,2 millones de dólares en un espacio de 14 meses. Según un inventario obtenido por la AP, entre los artículos había nueve televisores, 11 computadoras, tres ollas de freír, dos máquinas rebanadoras de carne, 22 calentadores de 55.000 dólares, una mesa de billar, 25 sacos de dormir y equipos de juegos de jardín para niños.

Los funcionarios federales suspendieron la participación de Rising Star en el programa al darse cuenta de que muchos artículos — entre ellos 12 pares de binoculares — estaban desaparecidos.

"El recibía cualquier artefacto que deseaba", comentó el asesor legal de la municipalidad de Rising Star, Pat Chesser. "No entiendo cómo una sola municipalidad pudo obtener tantos artículos".

Morven ha sido una de las poblaciones que más se ha aprovechado del programa, al haber recibido más de 4 millones de dólares en productos en la década pasada.

Entre los artefactos hay 20 cobijas, 10 carpas de combate, una hamaca, cuatro desmagnetizadores, dos pesas, numerosas máquinas de gimnasio, shorts y 355 sacos de arena.

Yates admite que no hay mucha criminalidad en su zona y que sus policías trabajan la mayor parte del tiempo como fiscales de tránsito.

"Este es probablemente uno de los últimos poblados tranquilos de la zona", comenta Yates. "Hasta el peor criminal vendría en mi auxilio si mi auto se descompone en medio de la vía",

Aun así, Yates no se inhibe de hacer planes para una fuerza policial grande.

Expresa que las lanchas y equipos marinos serán usados para formar un escuadrón de buzos, algo que su condado no tiene. Dice que ya creó un equipo SWAT con fusiles que le sobraban al ejército, un vehículo Humvee y una tanqueta. Y aunque la máquina de descontaminación costaría mucho reparar, Yates dice que la necesita para casos de incidentes "nucleares, químicos o biológicos".

(AP)

Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline
Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo
Comentario enviado, en un momento sera publicado